Sin dejar de verte

Tras los párpados,
aunque los ojos
tenga cerrados o vendados
no dejo de verte,
ese es el don del querer.

Aunque bruma
e incluso tormenta
sea densa y profunda,
no dejo de verte
ya que ese don quiero.

Que se derrame
fuerte y rápido el cielo,
que por cortinas de agua
se reemplace el viento,
no dejo de verte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s