Envuelta en alma 

Como un caramelo 
que ni derrite
ni limitación conoce 
es el corazón 
que portas en tu pecho. 

Es deleite saborearlo
al fuerte abrazarte, 
a mirarte como ha de mirarse
lo más bello existente;
con ternura en la mirada. 

Permite a la vida 
que de tu dulzura se alimente, 
le hacen mucha falta 
lo que por fuera y dentro eres,
un sin fin de azúcar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s