Que seas tú 

Posees la luz confesa
de la que se nutre
el glorioso amanecer, 
cual ancho y largo río 
que deja sus aguas correr. 

Saberlo como lo sé, 
con la certeza que da
la tan agradable sensación 
que produce el cosquilleo 
sombre la piel. 

Que seas tú 
y no otra persona 
ni otro acontecimiento,
es tan acertado 
como la lluvia en otoño. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s